Formatear Windows 8

Las razones para formatear el disco duro del ordenador son muchas y variadas. Algunas de las más habituales son perdida de velocidad y fluidez del sistema; la presencia de un molesto virus o malware que se ha instalado en el equipo provocando que o bien no funcione correctamente, o bien deje de funcionar; o tal vez la decisión de regalar o vender el ordenador a otra persona.

El formateo del disco duro de un equipo que tiene instalado Windows 8 es un proceso bastante sencillo, no es necesario ser ingeniero informático para ello. Eso sí, es importante tener en cuenta que al formatear un ordenador se puede acabar perdiendo toda la información almacenada en él.

Por eso, antes de hacerlo, y si es posible, conviene hacer una copia de seguridad de la información y de los documentos contenidos en el equipo.

Como formatear Windows 8

Por último, resaltar que es posible formatear el disco duro del ordenador tanto desde el propio sistema operativo, como utilizando el CD de instalación de Windows 8. Y que el procedimiento para ello es similar, para formatear Windows 8.1.

Formatear el disco duro desde Windows 8

Windows 8 permite que el formateo del disco duro, o de una de sus particiones, se pueda realizar sin que sea necesario recurrir a herramientas de terceros, ni tampoco al CD de instalación del propio sistema operativo. Todo se puede hacer desde el mismo sistema operativo y de una forma muy fácil e intuitiva.

Los pasos a seguir son los siguientes: en primer lugar, y solo en el caso de que se desee, se debe hacer una copia de seguridad de todos los datos, documentos, archivos, etc. que se quieran conservar.

Una vez hecho esto, se desplaza el ratón a la esquina derecha de la pantalla para que, de este modo, aparezca lo que habitualmente se denomina como “Charms Bar” o “Barra Charms”.

Entramos en Configuración en el manú de Windows 8

A partir de ahí se debe seguir la siguiente ruta: Configuración > Cambiar configuración de PC > Actualizar y recuperar > Recuperación.

A continuación, el sistema muestra una serie de opciones, entre las cuales hay que seleccionar “Quitar todo y reinstalar Windows”. Posteriormente se pulsa en “Comenzar” y el programa empieza a ejecutar la operación. Una vez que el proceso comienza, únicamente es necesario seguir las instrucciones que el asistente de reinstalación va indicando en la pantalla.

Conviene aclarar que Windows 8 ofrece la posibilidad de eliminar los datos de dos modos distintos: uno, “Rápido”, que implica que algunos archivos aún se podrán recuperar aunque para ellos sería necesario un software desarrollado específicamente para este propósito, y un modo “Completo” que lógicamente requiere de más de tiempo y que los elimina completamente.

Formatear el disco duro con el CD de instalación de Windows 8

Para formatear el disco duro con este método, el primer paso que hay que dar es introducir el CD de instalación de Windows 8 en el lector de CD/DVD. Tras esto se debe reiniciar el ordenador con el propio botón de encendido de la computadora.

Es posible que el sistema solicite que se presione una tecla para reiniciar el equipo desde el CD de instalación, en el caso de que así sea se debe aceptar esta opción.

En el caso de que el equipo no esté configurado para iniciarse desde el lector de CD o DVD, será necesario modificar la configuración de la BIOS para permitir que el sistema se inicie desde dicha unidad.

Para acceder a la BIOS se debe encender el ordenador y presionar rápidamente la tecla correspondiente para entrar a la BIOS (esta tecla varía según el fabricante del ordenador: DEL/SUPR, F2, F1 o F10) antes de que aparezca el logotipo de Windows en la pantalla.

Por desgracia, en ocasiones este método no funciona. Esto es debido al arranque rápido que incorpora Windows 8. La solución entonces consiste en arrancar el equipo normalmente, para a continuación con el sistema ya iniciado acceder a la “Barra Charms”. Una forma de acceder a esta barra es presionando Windows + C.

Desde la barra se debe seguir la siguiente ruta: Configuración > Cambiar configuración de PC > General > Reiniciar ahora en Inicio avanzado.

De esta forma, el sistema se reiniciará y aparecerá el menú de arranque de Windows 8. Una vez allí se debe seguir la siguiente ruta: Solucionar problemas > Opciones avanzadas > Configuración de firmware UEFI. Por último, se debe pulsar en Reiniciar para que se reinicie el sistema y se pueda acceder a la UEFI (BIOS).

Una vez en la BIOS se debe buscar la opción STANDARD CMOS SETUP, entrar a First Boot Device y seleccionar allí el CD/DVD como unidad de arranque del sistema.

Una vez hecho esto, el siguiente paso consiste en introducir el CD o DVD de Windows 8 en la unidad lectora de CD/DVD y ya se podrá iniciar el proceso de formateo.

Cuando se inicie el sistema aparecerá una pantalla de presentación en la que habrá que seleccionar el idioma, el idioma del teclado, el formato de la hora, y la moneda. Después habrá que aceptar los términos de la licencia de Windows.

Programa de instalacion de Windows

A partir de ahí, los pasos a seguir son: seleccionar la opción de Instalación personalizada: instalar solo Windows (avanzado) si lo que se desea es únicamente formatear la partición donde se encuentra instalado el sistema operativo.

Programa de instalacion de Windows

Desde este momento, el proceso es bastante sencillo, se selecciona la partición que se desea formatear y se pulsa Formatear. Ya solo hay que pulsar en en Aceptar y la partición empezará a formatearse.

Por último, para iniciar la instalación de Windows 8 hay que pulsar en Siguiente. En este momento habrá que darle un nombre al PC y y volver a pulsar Siguiente. De este modo, ya tan solo quedará introducir los datos de la cuenta de Microsoft.

Si lo que se desea es formatear una partición distinta a la cual está instalado el sistema operativo, lo que se debe hacer es un poco diferente, si bien no es tampoco excesivamente complicado.

En primer lugar se debe elegir la partición que se desea formatear, que por supuesto, no puede ser la viene nombrada como “Reservado para el sistema”, y a continuación pulsar sobre ella con el botón derecho y darle a la opción de “Formatear”.

Ese punto es posible elegir sistema de archivos (NFTS o FAT32) que se desea que tenga la partición a formatear. También es posible elegir otras opciones, tales como formateo rápido o no.

2018-10-14T10:12:43+00:00

Dejar un comentario