Formatear en ext4

Los motivos para formatear una memoria USB o cualquier otro dispositivo similar son variados. A menudo sucede que las memorias externas dan problemas, muchos de los cuales se pueden resolver formateando la unidad.

Otras veces, simplemente se desea devolver el dispositivo a su estado original porque se va a vender o regalar y es necesario asegurarse de que el nuevo usuario recibirá una memoria externa completamente limpia.

En cualquier caso, el proceso de formateo no es excesivamente complicado, aunque es cierto que puede variar según la versión del sistema operativo que se utilice.

Formatear en ext4

Sistema de archivos ext4

Los sistemas de archivos ext2, ext3 y ext4 son formatos de archivos específicos de las distribuciones GNU/Linux. Ocurre que del mismo modo que Apple y Microsoft cuentan con sus propios sistemas, estos tres (siendo, como es fácil suponer, cada uno evolución del anterior) son los que usan las distribuciones GNU/Linux. El principal inconveniente que presentan estos tres sistemas es que únicamente se pueden utilizar en esta familia de sistemas operativos.

De este modo, si se piensa utilizar la unidad de memoria en equipos con distintos sistemas operativos no es conveniente darle formato en este sistema de archivos.

Formatear una memoria USB en formato ext4 con Linux

Antes de nada, es importante tener en cuenta que al formatear una unidad se borra todo su contenido por lo que si se quieren conservar los archivos que contiene, es conveniente realizar una copia de seguridad de los mismo.  Una vez aclarado esto, y llegado el momento de formatear una memoria USB o cualquier otro dispositivo flash con Linux, hay que saber que el método  más rápido de formatear una memoria USB desde Linux es por medio del terminal del sistema.

Eso sí, y pese a lo obvio que pueda parecer, hay que recordar que el primer paso  es siempre conectar el dispositivo al equipo, en caso contrario difícilmente se va a poder formatear.

Sistema de archivos ext4

Una vez hecho esto, la ruta para formatear la unidad es la siguiente: se escribe en el terminal “df” para que muestre todos los discos y memorias USB que haya conectados en el equipo. De este modo, se selecciona el volumen que se desea formatear. El siguiente paso, consiste en desmontar la unidad lo cual se hace ejecutando en la terminal el comando siguiente:  umount/dev/sdb.

Conviene aclarar que los dos últimos parámetros pueden variar en función del puerto USB utilizado. A continuación, se aplica el formato con el siguiente código: mkfs.ext4 –n (nombre de la memoria USB) /dev/sdb, en este caso el tipo de formato usado es ext4 identificado con “ext4”.

Para cualquier otro tipo de formato se pueden utilizar los siguientes comandos: mkfs.btrfs, mkfs.ext2, mkfs.ext4, mkfs.msdos, mkfs.vfat, mkfs.cramfs, mkfs.ext3, mkfs.ext4dev, mkfs.ntfs, mkfs.xfs.

Por último, se debe montar el pendrive para poder volver a utilizarlo, esto se hace con el comando: mount –a.

Existe otra método para formatear una memoria externa en Linux. Consiste en utilizar el software GParted, sin embargo,  se trata de un proceso bastante más tedioso y mucho más lento.

2018-11-05T23:03:54+00:00

Dejar un comentario